Mi experiencia: La Casa de Caronte

Buenas! me llamo me llamo José Carlos Palacios, y soy actor de la serie “La casa de Caronte”, ( Podéis verla en la web www.lacasadecaronte.com) de Laura Fontarigo y Juanpe Rayo. En este caso seré yo quien os cuente la experiencia en lugar de los creadores, ya que de un tiempo a esta parte me ocupo de los temas de documentación.

¿Cómo empezó todo?

Laura quería iniciarse en el mundo de la interpretación, y le gustaba mucho escribir, así que decidió escribir una serie para internet e incluir un papel para ella. Juanpe, informático adicto al cine y las series decidió embarcarse en el proyecto con ella como director y montador (y más tarde también actor).

Ambos estaban de acuerdo en tomar como referencia más las series de televisión que las series web.

Por ejemplo, decidieron que el tema fuera el suspense y el terror, un tema que no se trata a menudo en este tipo de series. Además, el hecho de que en cada capítulo muriera un personaje, al estilo “Los diez negritos” era un atractivo añadido, ya que era una cosa que, como serie de internet podíamos permitirnos, y que tampoco es común ver en series de televisión.

La duración de la serie (entre 30 y 36 minutos por capítulo) tampoco es la habitual, ya que una serie de estas características requería una duración mayor que las 5-10 minutos de la mayoría de las series, pues el desarrollo de los 12 personajes iniciales, las tramas entre ellos, y el suspense necesario no eran viables en capítulos cortos.

Cuando les conocí el guión estaba escrito (salvo algunos detalles que añadimos más adelante) la idea me parecía muy interesante, aunque me daba un poco de vértigo la magnitud de trabajo que supondría rodarlo todo y las complicaciones de hacer una serie de estas características sin medios, pero ellos tenían claro lo que querían hacer.

El título de “La casa de Caronte” fue una propuesta mía, ya que siempre me encantó la mitología, y me pareció interesante hacer un símil de la casa con “la barca de Caronte” , ya que según la mitología griega, era el último sitio que pisaban los muertos antes de llegar al inframundo, igual que la gente que entra en la casa. De la misma manera busqué símiles mitológicos con las cosas que ocurrían para poner los títulos a los capítulos.

La historia:

Laura (Laura Fontarigo) está a punto de cumplir 18 años, y sus amigos la convencen para celebrarlo con una fiesta en su casa de campo.

A ella no le hace mucha ilusión, ya que el día de su décimo cumpleaños sus padres fueron asesinados en la misma casa. Sin embargo no ha dejado de intentar seguir adelante con su vida, y decide darse una oportunidad para divertirse a pesar de todo.

La fiesta presenta complicaciones desde un principio, ya que Dani (Miguel Garrido), el mejor amigo de Laura no se puede ni ver con Jorge (José Cáceres), el chico que sale con Laura actualmente, ya que está platónicamente enamorado de ella, y piensa que Jorge es un chulo que le hará daño.

Para complicar aún más las cosas, también asistirá a la fiesta Carlos (Adán Redondo), el ex – novio de Laura, que llevaba dos años desaparecido, ya que también es el hermano de Vero (Beatriz Arego), la mejor amiga de Laura. Volver a encontrarse con el que fue el amor de su vida provoca muchos recuerdos y dudas en Laura.

El resto de amigas invitadas son: Jenny (Naira Hernández) , una fiestera sin remedio; Susi (María Hermosell), una chica inocente y algo mojigata; Sara (Aroa Moreno) , una chica risueña y romántica enamorada de Dani; y Patri (Layla Guerrero) compañera de clase de Laura, poco integrada en el grupo.

De improviso, también se unen a la fiesta Pablo (Fernando Nieto) y Alex (Juanpe Rayo) dos amigos de Jorge a los que había invitado sin avisar.

El variopinto grupo se completa con Mochi (José Carlos Palacios), un extraño autoestopista mochilero, a quien Laura y Jorge recogen tras tener un incidente con él, y cuya presencia choca bastante al resto de asistentes.

Durante la fiesta ocurre de todo… borracheras, ligoteo, despendole… pero el difícil carácter de Jorge lo complica todo, ya que no puede evitar sentir celos de Carlos.
Esto provoca que, tras una discusión, Jorge engañe a Laura con su amiga Patri. Laura rompe con él y busca consuelo en su reaparecido ex – novio.

Pero la cosa se complica aún más cuando Patri aparece muerta… y aunque todos quieren creer que ha sido un accidente, todo indica que alguien la ha matado…

A partir de ahí se dan cuenta de que están pasando cosas raras: Las ruedas de los coches aparecen pinchadas. La casa está aislada, nadie tiene cobertura y hace demasiado frío para ir andando a ningún sitio.

Los asesinatos empiezan a sucederse uno tras otro de forma extraña… nunca se ve al asesino, y todos sospechan de todos.

Además, también existe la sospecha de que los asesinos puedan ser los mismos criminales que mataron a los padres de Laura ocho años atrás.

Asustados, y sin saber si el peligro se encuentra fuera de la casa, o en sus propios muros, los chicos deberán intentar sobrevivir hasta que alguien vaya a buscarles. Pero no será fácil, pues los roces entre ellos, las sospechas, las peleas y los ataques de pánico, dificultarán que puedan salir vivos de la casa. Incluso algún suceso paranormal parece acecharles.

Como movilizar a gente para el proyecto:

La serie empezó como un proyecto de Laura, Juanpe, y algunos amigos más. Hicieron un casting en su casa, que fue donde les conocí.

Reconozco que fue bastante divertido, sobre todo porque en mi prueba coincidí con Beatriz Arego, la que luego sería mi compañera de reparto.

Durante este proceso los amigos de Laura y Juanpe tuvieron que abandonar el proyecto por asuntos personales, quedando sólo en sus manos y las del reparto.

Sin embargo, no fue hasta un año más tarde cuando, después de varias sesiones de rodaje, tuvimos que volver a empezar desde el principio (ya con una mejor cámara) se cerró definitivamente el reparto final de la serie, tras un par de cambios.

Durante el proceso de rodaje Juanpe ha sido el principal responsable, como director, cámara, encargado de sonido, de iluminación…. e incluso maquillaje al final; siempre ayudado por Laura, y también hay que decir que los actores aportamos todos lo que pudimos durante los rodajes (coches, vestuario, aguantar los focos, grabar en momentos determinados), pero siendo Juanpe el principal responsable del rodaje, y de todo el montaje posterior.

El rodaje:

Hubo un primer intento de rodaje en un pueblo de Avila (al que teníamos que trasladarnos desde Madrid) donde contábamos con una casa de campo y una escuela abandonada para rodar (cortesía del actor Miguel Garrido)

Sin embargo, cuando nos vimos obligados a empezar el rodaje de nuevo decidimos que no era factible hacerlo así: demasiado lejos, demasiado gasto de gasolina, y absoluta imposibilidad de que todos los actores estuvieran disponibles para rodar todos los fines de semana completos.

Por tanto el director vio la ventaja de tirar de efectos especiales para todas las carencias: ¿Casa en un bosque? Colocada por ordenador en la Casa de Campo, ¿Falta gente? Se añaden por croma. ¿Escenas sangrientas? Con after efects. De este modo el rodaje se trasladó al piso de Laura y Juanpe, en pleno Madrid y disponible a cualquier hora.
Los rodajes tenían que apañarse a horas en las que todos los implicados en cada escena pudieran rodar, es decir, podían ser por la mañana o por la noche. Solían decirnos unos días antes o el mismo día la escena que íbamos a rodar, por lo que todos los actores teníamos que hacer los deberes

El estreno:

El estreno del capítulo 1 (y de los siguientes) fue en Madrid, en el local “El barco”, tras llegar a un acuerdo con el propietario. Nosotros tendríamos un sitio donde mostrar la serie a nuestros conocidos ( y desconocidos que pudieran entrar en contacto con ella) y ellos tendrían el local lleno.

Financiación:

Todo lo rodado hasta ahora fue pagado por Juanpe y Laura , sin financiación externa.

Se hizo un intento de sacar algo por crowfounding, pero al no tener la serie la suficiente repercusión no llegó a cuajar.

También se sacaron a la venta posters y camisetas (bastante guapas, y a la venta en la página web) que solíamos traer a los estrenos por si alguien quería. Pero el problema era el mismo, debido a que la serie era poco conocida no se vendieron muchas, y por tanto no se sacaba bastante dinero para mejorar el nivel de la serie, por tanto se sigue rodando bajo mínimos y mediante apaños.

Lo ideal hubiera sido conseguir uno o varios sponsors, como en otras series, por desgracia ninguno teníamos mucha experiencia como relaciones públicas.

Problemas:

  • Primero… demasiada gente implicada.
  • Segundo: El rodaje se alargó demasiado
  • Tercero… la mezcla de ambos elementos: Cuando se empezó el proyecto todos los implicados en él tenían suficiente tiempo para dedicarle. Se hicieron horarios, y se estableció el rodaje los fines de semana en una casa de campo.

Cuando se reinició el rodaje casi un año después la situación era diferente, unos tenían trabajo, otros demasiados exámenes, y algunos… ¡ estudios y dos trabajos a la vez! (que mala suerte que en un país con tanto paro nos tocaran los actores más trabajadores de Madrid) por tanto, a lo largo de los meses siguientes, conseguir reunir a todos los actores para las escenas de grupo se convirtió en una tarea titánica… y posteriormente imposible, debido a incompatibilidad de horarios, por lo que hubo que recurrir a rodar las escenas fraccionadas y hacer unas virguerías que no puedo ni contar… lo cual fue una dificultad añadida al ya arduo trabajo del montador… lo cual a la vez hacía que el rodaje se alargara más y… en fin, pescadilla que se muerde la cola.

Debido a esto la intención inical de colgar un capítulo al mes se vió truncada, y hemos tenido que tomarnos con calma este aspecto, lo cual siempre suscita comentarios de nuestros espectadores más ansiosos (por otro lado no deja de molar que haya espectadores tan ansiosos con tu serie)

También estaba el hecho de contar con un guión cerrado y donde todo estaba calculado (la historia, donde estaba cada personaje en cada momento, los secretos que se van desvelando) así que pocas modificaciones se podían hacer… si alguien se iba de la ciudad durante semanas, no había más remedio que esperarle para continuar.

La conclusión a la que llegamos fue que debíamos haber hecho un trabajo de preparación previo (horarios, localizaciones, preparación de planos, de elementos, de atrezzo) para que el rodaje completo de la serie se hubiera producido en unas fechas (quizás seis meses) y el resto hubiera sido sólo el montaje, en lugar de tener que alternar ambas cosas.

Recomendaciones:

Con siete capítulos colgados en la red, uno más en proceso de montaje, y cuatro que faltan por grabar, la serie se está tomando un descanso por motivos personales (en especial de los dos principales responsables).

Tanto ellos como los actores coincidimos en que ha sido (o está siendo) una experiencia positiva, que nos ha permitido conocernos a todos, y de la cual han salido varios proyectos afines más. También ha servido para obtener práctica y material para mostrar en nuestro curriculum.

Sin embargo, las cosas que podíamos haber hecho mejor y que yo recomendaría a quien quiera hacer una serie son:

  • No pretender abarcar demasiado desde el principio quizás deberíamos haber empezado por algo más pequeño, sobre todo como práctica para aquellos que en ese momento se estaban iniciando en el mundo de los rodajes.
  • Tenerlo todo organizado desde el principio (localizaciones, material, disponibilidad de la gente, etc…) y me refiero a la serie entera, no a un capítulo sólo, ya que de lo contrario te expones a que pase mucho tiempo hasta que puedas rodar el siguiente (con los consecuentes posibles cambios de look de los actores) dicho sea de paso, recomendamos rodar la serie de tirón antes de empezar a colgarla.
  • Evitar las escenas de mucha gente. Si en la serie no se paga, es más que probable que los actores trabajen en otras cosas, y reunir a muchas personas en un mismo horario puede ser una odisea (dicho sea de paso, también evitaría usar figurantes. Aunque en la serie nunca usamos ,es una cosa que aprendí en otros rodajes, ya que figurar es algo demasiado pesado y poco gratificante como para pedirle a alguien que lo haga gratis)
  • No perder nunca el ánimo y el entusiasmo en lo que estáis rodando (pues en muchos casos será la única motivación que tendréis) y sobre todo, rodeaos siempre de gente que tengan el mismo entusiasmo en que la serie salga bien que vosotros. Nunca, y esto quiero resaltarlo… NUNCA tengáis a alguien en la serie que esté ahí como si os estuviera haciendo un favor, porque esos os fallarán casi seguro.
  • Hacer un buen casting, aunque lleve tiempo. No pasa nada por poner a amigos a actuar, pero aseguraos de que estén preparados, tanto para actuar, como para soportar todo lo que conlleva un rodaje. Buscad siempre a actores que puedan llevar fielmente vuestros personajes a la pantalla. Nunca cojáis a nadie sólo porque de el tipo físicamente del personaje, o porque tenga una personalidad parecida, ya que la realidad es la realidad, y la ficción es la ficción.
  • Y como he dicho, ayudaría que tuvierais con vosotros a alguien capaz de ejercer como relaciones públicas, y que sepa vender la serie, o buscar patrocinadores.

Y con todo lo dicho, y todo lo aprendido, aquí estamos, tomando fuerzas para retomar y concluir la aventura en cualquier momento. Buenas suerte a todos, y nos vemos en internet.

José Carlos Palacios, actor de  La casa de Caronte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s