Scalletti

La idea

Harry Scalletti es un peculiar inspector de policía de Los Ángeles (USA) con unos métodos nada ortodoxos, cosa que indigna a sus superiores, que creen que se toma la profesión en broma. Sin embargo, estos curiosos métodos llaman la atención de la INTERPOL que solicita su colaboración para luchar contra la organización terrorista Internacional SPECTRUM, que planea sabotear la inminente cumbre internacional que ha de celebrarse en Girona. El disparatado inspector, una especie de mezcla entre el inspector Harry el Sucio y el teniente Frank Drebin de Agárralo como puedas, cogerá las maletas y viajará hacia Girona, donde aparte de vérselas con bribones y terroristas muy familiares cinematográficamente, deberá sortear el choque entre su cultura y la nuestra, que no es poco.

Esta es la premisa argumental de Scalletti Girona connection, un proyecto que nació como una broma durante el verano de 2008, como un trailer falso de una película que nunca iba a existir. La broma tuvo su gracia, demasiada, y ese fue el caldo de cultivo para, a partir de ahí, intentar hacer algo más grande, y transformar esta absurda y estúpida idea inicial en una webserie de humor absurdo de una única temporada de 9 capítulos. En efecto, éste pudo parecer al principio un proyecto excesivamente arriesgado, sobretodo partiendo de la base que la comedia absurda no es un género con demasiado arraigo en la península, a excepción de Vivancos III, y la más reciente Spanish movie. Pero ésto, más que un obstáculo, era nuestro reto, el reto Scalletti: dar forma a una trama policial en formato de webserie homenajeando a un (sub)género muy referencial y generacional, fresco, con mucha acción y un humor directo, gamberro, y con Girona y sus gentes, no sólo como escenario y espectadores de lujo respectivamente, sino, y sobre todo, como protagonistas absolutos del todo. Sin más voluntad que la de intentar entretener, dejando la crítica social para los que sepan hacerla. Y para los gafaplastas.

Origen y financiación

Scalletti: Girona connection nace pues con la firme voluntad de homenajear a las series policíacas de los años 70 y 80, tipo Las calles de San Francisco, Starsky & Hutch y Los Hombres de Harrelson, entre otras, pero pasándolas por el filtro de la parodia y la comedia absurda de filmes como Top Secret, Agárralo como puedas o Con el arma a punto.

El proyecto nace una calurosa tarde de verano del 2009, en la que tres frikis rematados, David ‘Callahan’ Ruiz, Ruben Merino y Joan Ramón Santasusana, con la inestimable colaboración de Guillem Terribas y Ignasi Tomás, se aventuran a ejecutar la realización de un trailer falso del mismo nombre, en la que un supuesto policía americano es enviado a la ciudad de Girona, para impedir que la organización terrorista internacional SPECTRUM, boicotee una cumbre internacional que ha de realizarse en breve, con el objetivo de dominar el mundo.

En el año 2010, el proyecto fue premiado en la convocatoria de Beques Kreas del Ajuntament de Girona, con la friolera de 1.000 € para llevar a cabo tal despropósito. A raíz de ello, entre los responsables surgen tres preguntas: ¿Y ahora qué…? ¿Tenemos que hacerla de verdad…? ¿Y si nos lo fundimos en una juerga, y el día de la presentación entregamos un video de Jaime Rosales…? Para mayor desgracia de todos está claro que decidimos ser legales. O no tanto.

Producción, realización, imagen

Una de las cosas que teníamos claras desde el principio era la estética de la webserie, explotando el estilo cutre con vestuario y atrezzo bazarchinesco, que tan magistralmente plasmaba otro de los grandes referentes de la webserie, Sabotage, mítico videoclip de Spike Jonze para los Beastie Boys. Pelucas falsas y mal puestas, negros tintados y bigotes postizos, se hacen pronto en seña identitária de Scalletti: Girona Connection, y por supuesto en una declaración de intenciones que dejaba las cosas muy claras desde el minuto 1.

La realización se iba a tirar con mucho zoom, y el fondo musical con mucho funky y ‘wuawuas’, como así demuestra el exquisito tema bandera de la webserie compuesto por Carles Serra para nuestra cabecera. Insuperable.

El póster de la webserie ‘Scalletti: Girona connection’, firmado por el gran Bernat Costa, no podía dejar de ser también una oportunidad para homenajear a los pósters de aquellos ya lejanos años 70 y 80, en los que éste estilo artístico completamente hecho a mano, ayudó a convertir en entrañables obras de culto a auténticas bazofias casposas tanto cinematográficas como televisivas. No dudamos que si por azares del destino, la serie acaba convirtiéndose en pieza de culto, o algo, lo será en gran medida por esta pedazo de obra de arte diseñada por el gran Bernat Costa, ‘aka’, Berni Depp.

El casting

El casting parte de una mixtura entre actores amateurs y un pequeño elenco de profesionales de la província capitaneados por unos hachas de la interpretación como Ignasi Tomás, Ángel Amieva, Paco Moreno, José García y Mireia Blasco, entre otros. Pero la base de la serie tenía que surgir del texto, de los sketches, de los guiones. Y aquí es donde reside la gran fuerza de Scalletti, en unas mesas de guionistas compuestas por Ángel Amieva, Berenguer Costa y David Ruiz, en las que por mucho que algunos no se lo crean, no hubo drogas ni alcohol de por medio.

189761_422583894461455_1127576556_n

Un año de webserie

Uno de los grandes handicaps de la serie ha sido rodar la acción sin apenas presupuesto. La mayoría de webseries tiran de pocas localizaciones y mucho diálogo, pero por trama era imposible hacer este tipo de webserie con sólo diálogos, sin acción y pocas localizaciones, por lo que el rodaje de la misma se convirtió en una auténtica locura desde el primer día de rodaje, cosa que también fue sinónimo de ‘mucho tiempo’. Así, durante los fines de semana de un año entero aproximadamente, se fue grabando la serie, siempre a sabiendas de que iba a ser de una única temporada. Una y no más. ¿El resultado? La radiografía de una ciudad, Girona, tan protagonista de la webserie como los propios Scalletti, Palomero o Bigote Manchú, y sobretodo una webserie hecha con el material con el que se construyen los sueños. O algo.

David ‘Callahan’ Ruiz, director de Scalletti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s