Somos Angélica y Roberta

Hola, somos Sandra Lesta y Sonia Méndez , las taradas creadoras de la webserie ANGÉLICA Y ROBERTA (www.angelicayroberta.com), serie freak ambientada en el rural gallego.

¿Y de qué va?

Pues de dos tías amigas del colegio que a sus 30 años y al más puro estilo Apartamento para tres, Las Chicas de Oro o Flight of the Conchords, se van a vivir juntas a una casa con huerta que una de ellas hereda de sus abuelos.

Roberta: si queréis también podemos explicar algo nosotras; que nos conocimos en el colegio, que nos sentábamos detrás, que nos tardaron en salir las tetas, que todo el mundo pasaba de nosotras…

Angélica: … que nosotras pasábamos de todo el mundo… Roberta, pero deja que lo hagan ellas. Bastante hacemos ya permitiendo que se metan en nuestra maldita casa a grabar lo que hacemos sin ver un duro, joer.

¿Por qué Angélica y Roberta?

Roberta: ¿Porque somos las risas?.

Angélica: Ni lo sé ni me importa.

Todo comenzó hace cuatro años con el intento de sacar adelante una serie para televisión donde los personajes femeninos se alejaran de ciertos patrones repetidos hasta la saciedad en la mayoría de las series; una serie donde las freaks fueran ellas, algo que normalmente pertenece al mundo masculino donde la chica suele ser ese contrapunto al tío raro. Este primer intento fue antes del boom de las redes sociales, no era una serie pensada para internet sino una sitcom al más puro estilo Clerks, o poniendo un ejemplo patrio, como Farmacia de Guardia. Así que nos auto financiamos tres pilotos caseros y empezamos la ronda de productoras con ilusión –o más bien, siendo unas ilusas- pero a nadie parecía interesarle una serie donde dos chavalas hablaban de si es mejor chuparla o echar un polvo. Les gustaba, incluso se reían con los pilotos, pero “no lo veían”, al menos no si no la re orientábamos –y esto es verdad verdadera- más hacia “Sexo en Nueva York”.

Ante la imposibilidad de conseguir financiación y tras un año con el proyecto en el cajón, cuando casi se nos había olvidado, surgió la idea tomando una caña (o dos): ¿y emitir por internet? ¿cómo lo ves?.

Y lo vimos bien. Evidentemente lo primero era sacar a nuestras chicas de la tienda donde las habíamos puesto a currar y meterlas en una casa para abaratar costes de producción. El guión tenía que variar mucho, empezando por recortar la duración de los capítulos. La escritura de los guiones, las dos encerradas en una casa o, seamos sinceras, en la mesa de un bar, poniéndoles voz a nuestros personajes, es quizás una de las partes del proceso que guardamos con más cariño.

Una vez que tuvimos los guiones de nuestros primeros cinco capítulos empezamos a buscar gente tan tarada como nosotras que se quisiera unir a nuestro proyecto y sí, los hay (y muchos). Y todos unos profesionales del audiovisual como la copa de un pino…

El rodaje.

El rodaje es lo mejor.

Roberta: sí, estamos en nuestro hogar nos pasan cosas y las contamos.

Angélica. No, no las contamos… tenemos a un grupo de gente metidos en nuestra casa, comiéndose nuestra comida y grabando lo que hacemos… algo que tampoco entiendo porque no ganamos ni un duro. Y que no nos paguen a nosotras, pues bueno, pero que esta peña se venga a nuestra casa a currar por comida, flipo. Qué mal estamos!!!

Roberta: pues a mí me encanta tenerlos en casa. Que vas por el pasillo y no sabes lo que te vas a encontrar; si un cable, un foco, si un chico de sonido, que si pasa una tía recortando caretas.

En Angélica y Roberta somos como una gran familia. Nosotras a nuestro equipo lo amamos, (hasta el grado de decirles que como no les pagamos, si hace falta nos organizamos y follamos todos).

Nos encerramos en una casa y ahí convivimos durante días… y que pase lo que tenga que pasar. El plan de rodaje suele ser de un capítulo al día. Una cosa que siempre tuvimos clara y que más nos atrajo de nuestro proyecto desde el primer día es la libertad creativa que nos permite internet, y esa libertad se la hemos transmitido a nuestro equipo desde el principio. De modo que todos aportan su granito creativo al proyecto, desde la dirección de arte a la postpo de sonido, desde la parte gráfica a las locas ideas de dirección. Todas estas ideas se han integrado en el proyecto desde el principio y dar margen a la creatividad de todo miembro del equipo es básico para el resultado final.

Las colaboraciones.

Dentro del mundo de Angélica y Roberta son muy importantes todos los pequeños detalles de arte que aparecen por la casa, los juguetes, los libros y también las alusiones a películas o música… porque nos definen. Siempre decimos que en eso hemos sido muy honestas porque sólo hacemos referencia a aquello que de verdad nos ha marcado en nuestra infancia y adolescencia, allá por esas décadas de finales de los ochenta y principios de los noventa. Angélica y Roberta es una serie generacional, sin postureos.

Después de emitir los primeros capítulos y cuando la cosa empezó a tomar forma y a difundirse nos encontramos con un montón de amigos y fans que nos ofrecieron feedback, dejándonos la ropa que diseñan, los cuadros que pintan, incluso sus propios juguetes de la época que guardaban como oro en paño!.

La música.

Desde que los Novedades Carmiña nos cedieron la canción de cabecera convirtiéndose instantáneamente en nuestros padrinos, vimos claro que queríamos que la música tuviera toda la presencia posible. Investigando descubrimos un panorama musical increíble y de gran calidad en Galicia y así, gran cantidad de grupos gallegos salen en nuestros capítulos, enriqueciéndonos mutuamente.

Angélica: pues yo creo que claramente se benefician ellos más.

Roberta: di eso , que se enfaden y que nos pidan que les paguemos los derechos.

Angélica: si hombre. Si hacen eso quitamos toda la música y desempolvamos el organillo de mi abuelo.

Roberta: pero no lo sabemos tocar…

Angélica: cuatro notas mal puestas y hala. No se va a notar tanta diferencia…

La financiación: comisión de fiestas.

Después de esos primeros capítulos siguieron otros tres para cerrar la primera temporada. Un año más tarde, después de currarnos duramente diez nuevos guiones y con un trabajo de preproducción previo más potente conseguimos sacar adelante la segunda, nuestro Volumen II.

Para conseguir financiación empezamos dando palos de ciego, poniendo dinero de nuestros bolsillos –no nos vamos a engañar- y probando el crowdfunding, que no acabó de cuajar. Así que nos curramos unos dossieres de ventas y empezamos a movernos puerta a puerta por pequeñas empresas y negocios que podían encajar con el proyecto, y al más puro estilo “comisión de fiestas” conseguimos mediante pequeñas participaciones, no solo económicas sino también de víveres diversos –la panadería te da empanadas, vaya- reunir la cantidad económica que necesitábamos para producir esos nuevos capítulos. Además contamos con el apoyo de diversas empresas del sector como La Panificadora (empresa de sonido en producción asociada), Trípede (iluminación) o Pixel Films (equipos de cámara) y, por supuesto, con la colaboración desinteresada de todo el equipazo que la hace posible, a los que tratamos con amor sideral y alimentamos estupendamente!.

Luego está la venta de camisetas y eventos varios a los que mandamos a las chavalas…

Angélica: lo hacemos todo. Nos tienen esclavizadas las tías estas.

Roberta: a mí me gusta, conocemos a un montón de gente interesante, pinchamos nuestra música en los bares, damos charlas…

Angélica: a mí todo eso me la suda bastante.

Angélica y Roberta existen en internet. Además de la página fan tenemos perfiles del personaje e intentamos que participen activamente en diferentes propuestas. Además, hacemos pinchadas por locales que colaboran con nosotros como manera de difusión de la serie. También hemos hecho presentaciones de capítulos, e incluso en la presentación de nuestra segunda temporada después de la proyección del capítulo, vinieron dos grupos a tocar y un d.j., porque en Angélica y Roberta la música es realmente muy importante.

¿Y cómo nos va?

“Roberta: Bueno… pues oye, que sí, que estamos bastante satisfechas con el número de visualizaciones y tal, que a ver, que tampoco es que sea una cosa loca pero que vosotros podíais…

Angélica. Una puta mierda. Son muy pocas. Coño!. Que aquí o es de follar o nada. “

Internet es lento.A pesar de que el primer capítulo de nuestra serie se emitió el 6 de octubre del 2001 muchos internautas están descubriendo nuestra serie ahora. Por eso este tipo de iniciativas como WebserieSpain nos parecen tan necesarias como medio de difusión, porque cada vez somos más los que nos lanzamos a esta aventura y la unión hace la fuerza.

¡Salud y larga vida a la nueva carne!

Sandra y Sonia.

Anuncios

2 pensamientos en “Somos Angélica y Roberta

  1. Pingback: Post en WEBSERIESPAIN Angélica y Roberta · angelicayroberta.com

  2. Pingback: Angélica y Roberta | audiovisugal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s